El clásico entre Argentina y Brasil por la final de la Copa América está sumamente caliente y no solo porque los trasandinos van ganando por la cuenta mínima, sino también por el brusco juego que se está exhibiendo en el Maracaná de Río de Janeiro.

En una jugada que rápidamente dio la vuelta al mundo, Nicolás Otamendi paró a Neymar cuando el brasileño estaba simulando una falta en el piso.

El defensor argentino lo agarró de la espalda al crack brasileño y lo levantó, este último lo miró con una cara desafiante, pero finalmente no pasó a mayores.

Ya es común ver a Neymar tirado en el piso durante los partidos de la Canarinha, pero en esta ocasión, Otamendi simplemente no se la aguantó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *