En los recitales y conciertos masivos pueden suceder muchas cosas sorpresivas, las cuales se generan muchas veces por el ambiente de adrenalinaemoción y energía que contagia tanto al público como a los mismos artistas.

Hace poco se llevó a cabo un concierto de la banda de metal Brass Against, quienes se presentaron en el festival de música Welcome To Rockville, desarrollado en Daytona Beach, estado de Florida, Estados Unidos.

La presentación llevaba un transcurso normal cuando la banda comenzó con los acordes de la conocida canción de Rage Against the Machine, “Wake Up”. Fue en ese momento que, según información de Spin, la vocalista, Sophia Urista, dijo que tenía ganas de orinar.

Necesito mear. No puedo llegar al baño, así que intentaremos hacer un show de todo esto“, le gritó Sophia a su audiencia.

Casi de inmediato se subió un fanático que se acostó de espaldas en el suelo. Sophia se paró en frente de él, se bajó los pantalones y comenzó a orinarle la cara en frente de los miles de fanáticos que miraban el show. Mientras estaba en el acto, no dejó de cantar, y una vez terminado se subió los pantalones y siguió con su show.

La multitud, impactada, gritó de emoción. Sin embargo, hubo quienes se sintieron ofendidos por el actuar de la cantante. Es por eso que luego de lo sucedido la banda ofreció sus disculpas públicas a través de sus redes sociales oficiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *